<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13210035\x26blogName\x3dFiccientos\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ficcientos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ficcientos.blogspot.com/\x26vt\x3d-145869207320689423', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Ficcientos

Ficciones a cientos. Osadía literaria y ficcionario particular de Eduardo Allende. 

lunes, julio 04, 2005

Recetario - Literatura y compromiso (I)

La literatura propiamente dicha (la poesía, la novela, el cuento, ese tipo de cosas) es tan inocua que incluso puede ser dañina; es el opio de las clase media y, como el cine, una fábrica de sueños, de representaciones armadas sobre el viento. No sé por qué tiene tanto prestigio, ni por qué a veces a los escritores se les pide y en muchos casos se les exige que hagan novelas como editoriales o poemas para derrumbar al tirano. Otra cosa es que el novelista, el poeta o el ensayista quieran hacerlo, para estar de acuerdo con el dicho (siguiendo este tono vulgar que he empleado hasta aquí) de que soñar no cuesta nada. La proliferación, por ejemplo, en los Estados Unidos, de los libros más duros, de los libros de protesta (ocho o diez best-sellers al año), hace que, cuando los lee, la gente se imagine que actúa. Es más valiosa la acción del joven que rompe o quema su tarjeta de reclutamiento que leer estos ocho libros, incluso que escribirlos. Cuando estos libros y los millones de discos con canciones de protesta sean prohibidos y tengan que ser leídos u oídos en alguna especia de catacumbas, entonces va a suceder algo con ellos. La ilusión de que se hace camino al oír cantar que se hace camino al andar, es nefasta. Bueno, cada clase tiene el opio que se merece.
(Augusto Monterroso, 1972)


Blogger ana dijo...

Sigue sin haber comentarios a esto.  


Blogger ana dijo...

Aunque pusiera que hay uno que ahora va a poner que hay dos.  


Blogger juanba dijo...

¿Y si para que ese joven entre en la acción hiciera falta el disparador o el catalizador del libro?

Todos los escritores alguna vez reniegan de sus obras, es en esos momentos en el que escriben cosas como éstas.

Salutes  


Anonymous Eduardo dijo...

Tristemente, Juanba, disiento. No creo que estas palabras renieguen de nada (y menos de sus obras). Señalan, acertadamente a mi entender, que los libros funcionan más como excusa para no hacer nada, gracias a su 'efecto ilusorio', que como 'catalizadores'. Y señalan que también es ilusorio pretender 'cambiar el mundo' con un libro.  


Blogger juanba dijo...

Claro, con sólo leer el libro no se puede cambiar nada, luego viene la acción, el libro por sí mismo no es nada.

Yo me refería al efecto del libro para que desencadene o apresure el paso hacia la acción. Cuantas cosas ocurrieron en este mundo por lo escrito en determinados libros, sin ir más lejos, los escritos de Marx, Trotsky y Cia., vaya si no "dispararon" cosas (más allá de lo positivo y negativo)

En qué contexto escribió ésto Monterroso, no lo sé, por eso escribí lo de "renegar", por ahí era una mala mañana para el tipo, o por ahí hasta se arrepintió de haber escrito/dicho eso, tampoco lo sé, sólo di mi impresión del asunto...

Salutes  


Anonymous Eduardo dijo...

Pero seguimos en lo mismo, Juanba. ¿No te parece que muchas veces se trata más bien de 'La ilusión de que se hace camino al oír cantar que se hace camino al andar' que de hacer camino al andar?  


Blogger juanba dijo...

A ver, no sé puede hacer ninguna afirmación "lapidaria" en éste tema, y ahora que leo de vuelta el extracto de Monterroso me doy cuenta que él hablaba de literatura y yo cité como ejemplos libros y ensayos políticos precisamente escrito por políticos y no escritores literarios. Ni qué pensar sobre las diversas "escrituras sagradas", esas sí que cambiaron el mundo...

Salutes  


Publicar un comentario

© 2005, Eduardo Allende - Alojado en Blogger con plantilla adaptada de Blogger Templates